Naturaleza y Cuerpo

14 | 08 | 2020
Naturaleza y Cuerpo

Las plantas están en su justa medida y perfección. No solo es maravilloso verlas, poder sentirnos libres en un espacio con ellas, sino todas las propiedades que podemos tener al consumirlas.

Dentro de las plantas medicinales, hay un gran mundo de beneficios para un sinfín de cosas, diferentes formas de aplicación y usos. Desde los años más remotos nuestras abuelas han ocupado las plantas para curar enfermedades, hasta espantar malos espíritus, y hoy, no podemos estar ajenas a la sabiduría de nuestras antepasadas y menos de la sabiduría y perfección de la naturaleza.

Si bien, hoy estamos en un mundo que se mueve mucho más rápido, cada vez hay menos posibilidad de poder encontrar áreas verdes para ver y descansar en ellas, al menos en las ciudades, sin embargo, aún tenemos la posibilidad de poder disfrutar de los pequeños milagros de la naturaleza.

Ahora, pensando en la situación que estamos hoy, el mundo se ha detenido para muchas cosas, pero seguimos siendo mujeres, mujeres que sentimos, que vibramos, que mes a mes recordamos porqué somos mujeres y la gran fuerza que hay en cada una de nosotras, pero no todo es color de rosas, ser mujer también implica una serie de malestares físicos y emocionales que a muchas nos recuerda una vez más que somos cíclicas. Por esta y otras razones quiero invitarte a conocer las plantas que nos pueden acompañar en los ciclos que vivimos cada una a su manera.

La magia de las plantas en simples pasos y para qué usar cada planta:

Si la vamos a ocupar como infusión, esta debe ser en esta proporción: 1 cucharada de hierba seca en 1 litro de agua hervida (no recién hervida porque puede quemar la hierba). Tapar durante unos 10-12 minutos y luego tomar 3 tazas al día. O bien, 1 cucharadita de hierba seca para una taza de 200-250 cc. En caso de ser la planta fresca, estas deben ser 3 cucharadas en 1 litro de agua hervida, para aprovechar mejor sus principios activos.

Hay ciertas contra indicaciones que no debemos olvidar, principalmente son no consumirlas durante el embarazo y/o lactancia, y administrarlas en niños menores de 8 o 12 años según la planta, además de las posibles interacciones con medicamentos o las mismas enfermedades que existen. Por lo que, recomiendo siempre, consultar a una persona que sepa bien el uso de plantas y su usos medicinales.

Las mágicas plantas:

Menstruaciones dolorosas y escasas o ausentes, el Chilco, el Palto, el Poleo y la Contrayerba son excelentes plantas y si, además, es con dolor de cabeza o  migrañas, la Artemisa es la indicada. Para que sea una verdadera reguladora de los malestares, recomiendo tomarla al menos con 1 semana antes de la menstruación. Si nuestra intención es que la menstruación vuelva a su ciclo y abundancia normal, debe ser un tratamiento que 2 meses, administrar todos los días, 3 veces al día para que podamos sentir mejor sus efectos, descansar 1 a 2 semanas y volver. En esta ultima recomendación, consultar con el medico o medica tratante y/o una persona con conocimientos y estudios de ginecología natural.

Para menstruaciones irregulares, tenemos un grupo de plantas que son de mucha ayuda, entre ellas está la Caléndula, que además ayudan bastante con los dolores menstruales. Si además están acompañadas de dolores muy fuertes y flujos abundantes, el Paico y la Salvia ayuda bastante a estos trastornos. La salvia además alivia y ayuda en alteraciones durante la menopausia y contracciones uterinas.

Si tenemos solo dolores menstruales, la albahaca nos ayuda mucho a bajar la intensidad de esos dolores.

Las plantas pueden ayudarnos bastantes en trastornos menstruales, pero además podemos utilizarlas para periodos de estrés, insomnio, ansiedad o cuando nos sentimos más nerviosas que lo normal, las plantas que nos darán amor y calma son:

La valeriana por excelencia. Se usa la raíz, lo único malo que es hedionda como ella sola, pero se pueden encontrar en capsulas y tintura madre, además de infusiones. Lo maravilloso además de esta planta es que nos ayudan con los trastornos de la menopausia. No se debe tomar con tranquilizantes ni antihistamínicos porque podrían potenciar los efectos de los fármacos.

Si queremos algo suave, para bajar las revoluciones y además tenemos insomnio, el cedrón es un sedante suave, nos ayuda a bajar un poquito de la máquina.

A la querida lavanda no la podemos dejar fuera. No solo es linda, tiene además un exquisito olor nos ayuda a dormir mejor, bajar la intensidad de nuestras pulsaciones y la ansiedad, por si fuera poco, nos ayuda a trastornos menstruales. Sí, es casi perfecta.

Si entramos un poco a hablar de menopausia acompañada de ansiedad, estados depresivos, insomnio, la Melisa es una ayudante maravillosa. No necesitas solo cursar por la menopausia para poder tomarla, pero si evitarla si consumes algún fármaco de hormona tiroidea.

Las plantas siempre pueden ser de mucha ayuda, estar en contacto con la naturaleza y refugiarnos en ella siempre es bueno, sin embargo, no podemos abusar del consumo de ellas, al ser natural no siempre es más seguro.

Seamos responsables y respetuoso con nuestro cuerpo, al igual que con la naturaleza.

Catalina Leighton

Naturópata.

Registrándote en nuestra web puedes estar siempre al tanto de los nuevos post en el blog y los nuevos productos Devi!